Biomasa

La biomasa comprende todo tipo de materia orgánica, tanto de origen vegetal como animal. Podemos encontrar que está formada por leña, arbustos, residuos forestales, restos de poda, residuos agrícolas como la paja, residuos de industrias madereras, papeleras y agroalimentarias, estiércol, residuos de explotaciones agro ganaderas, residuos sólidos urbanos y aguas residuales urbanas entre otros. Utilizar la biomasa como combustible es un recurso renovable ya que se produce a la misma velocidad del consumo, siempre y cuando le consumo sea controlado y se evite la sobreexplotación de los recursos naturales.

Cuando la biomasa se combustiona, libera CO2 a la atmósfera, el mimo CO2 que absorbió de ella durante su crecimiento, si se trata de materia orgánica vegetal, o que absorbieron las plantas que ingirió, si se trata de materia orgánica animal. Si se consume de manera sostenible, el ciclo se cierra y el nivel de CO2 a la atmósfera se mantiene constante. Emplear biomasa vomo combustible es beneficioso para el entorno: elimina residuos ayudando a disminuir el riesgo de incendio y la acumulación de desechos.

La combustión de la biomasa

La mayor parte de los componentes que comprenden la biomasa, por no decir la totalidad, puede utilizarse como combustible, ya sea de forma directa (quemándolos) o transformándolos a otras formas de combustible como biogás o biocombustibles.

Es la combinación rápida de un material con el oxigeno, acompañado de un gran desprendimiento de energía térmica y energía luminosa.

Los tipo más frecuentes de combustible son los materiales orgánicos que contiene carbóno e hidrógeno. El resultado de esta combustión produce entre otros CO2.

Cuando el total del combustible reacciona con oxígeno y el producto resultante es sólo CO2 y H2O; significa que la combustión ha sido completa.

La biomasa mas utilizada para combustionar de forma eficiente son pellet, hueso aceituna, cascara de almendra, astillas, leña, etc. Aunque en Andalucía lo que más utilizamos es el hueso de aceituna y el pellets.

 

Hueso de Aceituna

En el proceso de extracción del aceite de oliva virgen en las almazaras, se genera un subproducto denominado alpeorujo: restos piel, pulpa y hueso de la aceituna y agua de vegetación y añadida al proceso. De este producto, las propias almazaras extraen el hueso de aceituna triturado mediante deshuesadoras en húmedo, que consiguen separarlo del resto de componentes y secarlo, reduciendo considerablemente la humedad inicial de hueso. Posteriormente, durante los meses de verano especialmente, la pérdida de humedad del hueso de aceituna se acelera, reduciéndose considerablemente.

El porcentaje en peso del hueso en el total de la aceituna que se recibe en la almazara es variable, dependiendo fundamentalmente de la variedad de olivo, de las condiciones hídricas durante su cultivo y del peso medio de la aceituna. Este porcentaje puede oscilar desde un 15 a un 25 % del peso total de aceituna procesada en la almazara.

El hueso de aceituna es un excelente combustible para su empleo en calderas de biomasa, por tratarse de una energía renovable y por el ahorro económico en la factura energética. El dióxido de carbono emitido en su combustión es el fijado por el olivo en su ciclo de cultivo, mientras los combustibles fósiles incrementan el nivel de CO2 atmosférico.

Comparando el poder calorífico inferior, PCI, del hueso de aceituna (4,70 Kwh/kilo) y del gasóleo de calefacción (9,95 Kwh/litro), y considerando los precios orientativos de hueso de aceituna (0,06 €/kilo) y del gasóleo de calefacción (0,90 €/litro) se obtiene los siguientes costes unitarios:

  • Hueso: 0,0127 €/Kwh
  • Gasóleo: 0,0906 €/Kwh.

Comparando ambos valores, el Kwh de poder calorífico del hueso de aceituna es aproximadamente 7 más barato que el Kwh del gasóleo de calefacción.

El hueso de aceituna presenta una densidad aparente de 651 kg/m3 y una densidad real de 1291 kg/m3.


 Ver Calderas de Biomasa

Pellets

Los pellets son un material de forma cilíndrica fabricado a partir de materiales de desecho provenientes de la limpiezas de bosques y de la industria maderera. Todos estos desechos se convierten en virutas para su posterior prensado, resultando un material deshumidificado fácil de transportar y limpio de almacenar.

Ver Estufas de Biomasa

Ċ
Antonio Luis Martin León,
4 jul. 2009 8:23
Comments